Los niños y los hábitos

Deje un comentario

La adrenalina de la mañana, me lleva de un lugar a otro, para dejar todo bajo control, antes de salir de mi hogar al trabajo.

Estaba en eso, una de estas mañanas, hasta que le dí, un beso a mi hijo mientras dormía.

Le acaricie su cabecita, le di un beso y en ese momento, tal como si tuviera resortes, se sentó en su cama , abrio sus bracitos y me dijo:

Máma… Recuerdas?… Un abrazo cada dia… Tú me lo enseñaste!

Realmente me emocioné y recordé los momentos que he tenido y tengo, para los tiernos abrazos de oso. Esos abrazos, en los cuales le digo, que me mire a los ojos, para que sepa sin dudas que lo amo.

Los niños aprenden por repetición, y la repetición, se convierte en un hábito. Siga leyendo »